K22 de Peñalara

8 de mayo.

K22 de Peñalara.

Esto no es bici, es carrera de montaña, de las cortas, de las que se va rápido, de las que la gente no se retira, duras, intensas, nerviosas y si además pertenecen a un campeonato regional en el que los gallos compiten, pues peor todavía para los populares, añadamos ahora un poco de frío, lluvia, viento y barro, ese que por la modalidad no se pega a la rueda pero que se pega a la suela y te traiciona con un patinazo de los de “no me la he pegado por un pelo” cada dos por tres ya sea en bajadas o subidas. Salimos con casi media hora de retraso por qué no paraba de llover, al final aflojó un poco y hala todos a correeeeeer, antes de salir de los muros de la granja la cosa ya se ha estirado, Pablo y yo nos quedamos juntos en la cola de carrera, esto va a ir como un tiro, así es que a nuestro ritmo. A poco de salir una subida corta pero intensa, llueve, hace frío y viento, cuando llegamos arriba sopla con fuerza. El terreno está resbaladizo, pero tranquilos se hace muy bien. Me tengo que quitar las gafas por que se me empapan y empañan, no veo na de na bajando así es que despacio. La carrera se convierte en un sube baja por el bosque, muy corredera a ratos lenta en los tramos de subida y técnica en algunas bajadas, pero realmente bonita, muy muy bonita, estamos en los pinares de Balsain, desde el Gran Trail de Peñalara que no andaba por aquí. La parte final, la subida larga, se hace lenta y la bajada que decían más técnica no lo es tanto así es que poco a poco nos dirigimos de nuevo hacia La Granja. Pablo se ha adelantado unos minutos, yo no estoy acostumbrado a correr tanto, el último km. de asfalto me mata. Al final 24 km. en 4 horas justas , para mí todo un logro, mañana no podré casi ni andar pero estas pruebas me fortalecen las piernas y la intensidad. No hay ni arco de llegada ni na de na, la gente está en el edificio protegida de la lluvia, la organización bastante bien, excepto en estas cosas, parece que los populares no contamos para casi nada, pero bueno uno ya está acostumbrado a que no le reciba más que el espontáneo aplauso de algún familiar que espera a su corredor que viene por detrás. Me junto con Pablo y con Miguel que se ha metido el trail en tres horas, joder que tío, Pablo  ha entrado tres o cuatro minutos antes que yo. Nos duchamos, nos cambiamos y hala para casa a comer, una mañana intensa. Ahora a parar, rodar un poco estas tres semanas, alguna tirada de 100/150 km. en bici y poco más. El día tres de Junio el primer reto serio de este año, es una pena que me coincida con el “Desafio Canal de Castilla”, pero me apunté en diciembre para pillar la tarifa buena en la inscripción, la “Oh Meu Deus” en la Serra da Estrela en Portugal es una carrera de montaña de 167 km. Con unos 9.000 positivos, eso es otra cosa, eso es cabeza, tranquilidad, soledad, regular fuerzas,una noche y ……………..cuando ya no puedes más, otra noche, pero todo eso será otra crónica. Si me queda aliento, claro.

Tagged with:
 

Recent Entries

  • Blogroll

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


    uno + 2 =

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>